Democracia participativa: usos, leyes y abusos

44933707_186378482239237_1027324982855729152_n

En estos días (del 25 al 28 de octubre), algunos ciudadanos mexicanos están participando en un sondeo que pretende conocer la preferencia por el sitio donde se debe continuar la construcción del nuevo aeropuerto para la zona metropolitana de la Ciudad de México. Bajo el presupuesto de que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México está saturado, preguntan ¿cuál opción piensa usted que sea mejor para el país? a) Reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México, el de Toluca y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía. Y b) Continuar con la construcción del aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Cuál es la importancia de este ejercicio de votación directa. Para el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y los legisladores de MORENA que financiaron esta consulta, el resultado tiene un valor absoluto, ya que lo declaran como vinculatorio no como consultivo, es decir, como mandato legal. El equipo y el partido del presidente difunden la consulta como expresión directa de la voz popular y, por tanto, como el medio idóneo y superior para legitimar sus acciones administrativas relativas al ejercicio del gasto público que implica el aeropuerto ya que comparten responsabilidad con los participantes en el recuento. AMLO ya ha recurrido a este tipo de sondeos para apoyar sus decisiones como gobernante porque dice preferir la democracia participativa que la representativa.

Algunos medios de comunicación tratan esta votación como si fuera un recurso legítimo de democracia directa, incluso lo nombran plebiscito. Sin embargo, la intención no se corresponde con la realidad.

  • Esta votación no cuenta con instalaciones suficientes para que el voto sea universal, dado que solo se instalaron casillas en 538 municipios y en condiciones precarias. Si todos los ciudadanos quisieran participar no podrían.
  • No tienen lista nominal, el voto no es secreto, dado que marcas la boleta en el mismo sitio donde la recibes, la tinta que te colocan en el dedo no siempre es indeleble. Los ciudadanos pueden votar en cualquier puesto, más de una ocasión, si se quiere hacer un ejercicio inmoral.
  • Las personas que atienden los puestos de votación no son ciudadanos independientes y fueron requeridos por funcionarios y miembros del partido del presidente.
  • El conteo lo va a realizar una empresa privada, la Fundación Arturo Rosenblueth, a discreción de sus propios medios y recursos.
  • Se espera una afluencia de 500 mil personas cuando el padrón electoral suma más de 87 millones de ciudadanos.

Esta consulta no es democrática porque no tiene fundamentos legales a nivel nacional, no se parece al referéndum ni al plebiscito ni por su forma ni por la importancia del tema a tratar. Los regímenes democráticos que buscan fomentar una democracia directa en apoyo a la representativa utilizan las consultas ciudadanas para controversias mayores sobre asuntos políticos de excepcional importancia. Sea el caso del plebiscito en Chile, en 1988, en el que se votó la permanencia en el cargo del presidente Augusto Pinochet. El mecanismo de la consulta directa se utiliza, también, para aprobar o rechazar una nueva constitución, para prohibir o no el uso y venta de armas, etcétera.

Nuestra magna constitución establece, desde la reforma del 2012, en su artículo 35, fracción VII, que el ciudadano tiene el derecho político de participar en consultas ciudadanas e, incluso, presentar iniciativas de leyes. México se encuentra en el camino de una mayor participación de sus ciudadanos durante el proceso de mandato y no solamente en el electoral. Sin embargo, para que una consulta tenga carácter vinculatorio se requiere que participe al menos el 40% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores. Las consultas populares las debe realizar el INE, que es el órgano específico para organizar, regular y contabilizar las votaciones. El ciudadano debe de contar con garantías de que su voto va a ser respetado.

La actual consulta sobre la forma de usar los recursos públicos en la construcción de uno u otro aeropuerto no es democrática, no se apega al derecho, no es representativa y se utiliza de manera facciosa por el partido mayoritario.

Cuando AMLO se enfrenta a una decisión que polariza o divide a la sociedad, utiliza encuestadoras para conocer la opinión de sus seguidores, que son generalmente los que participan en estos mecanismos de consulta bastante limitados, y en cada ocasión el resultado de la consulta corresponde a sus intereses como gobernante. Ejemplos sobran, quiere subir el precio del metro y la votación apoya el aumento, quiere construir un segundo piso en el periférico y la consulta apoya que se construya, quiere permanecer en su mandato y también lo apoyan. Por supuesto, que, en esta consulta, la propuesta encaminada a ganar es la que sugiere reacondicionar el actual aeropuerto y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía, porque es lo que AMLO quiere hacer.

La participación ciudadana no consiste en sondeos caprichosos que ordena el mandatario en turno para justificar sus decisiones por medio de un apoyo popular incierto. Este mecanismo auspiciado por el presidente electo es una forma de manipulación de la opinión y pretende darle sustento a su discurso e intereses políticos. Es un paso en contra de la democracia participativa porque soslaya del proceso a las instituciones, leyes y organismos que deben apoyar la opinión mayoritaria del ciudadano.

La importancia mediática del tema obedece más al cuidado de la imagen pública del presidente qué en sí misma a la obra pública que supone. La construcción del aeropuerto en Texcoco ha sido un proyecto trunco en otros sexenios porque se ha politizado, generado enfrentamientos y controversia social. El presidente saliente no logró concluir el proyecto de construcción durante su mandato, lo cual le valió una campaña de desprestigio. El presidente electo quiere capitalizar, literalmente, la construcción del aeropuerto bajo sus propios términos y, al mismo tiempo, mantener impoluta su imagen ante los votantes que lo apoyaron bajo el entendido de que daría marcha atrás a la construcción del nuevo aeropuerto. La actual consulta pretende ser un instrumento o, más bien, la varita mágica que legitima su cambio de opinión. AMLO quiere sobreponer su imagen y su estatura moral a la de Peña Nieto. El sí va a respetar la opinión popular, el sí lo va a construir en tiempo y forma, va a gastar menos recursos (eso dicen sus allegados), etcétera. La construcción del aeropuerto es un hecho. Si se impide que se termine el de Texcoco o si se inicia la construcción de las pistas en Santa Lucía no es significativo en términos de gasto público, dado que buena parte ya se ejerció y el monto por gastar, en cualquier caso, aún es enorme. La población que participa en la consulta puede o no estar informada sobre costos, lugares, necesidad, condiciones ideales de construcción del aeropuerto, pero no es trascendental porque de lo que se trata es de apoyar a AMLO, así lo ven ellos. Están decidiendo juntos y anteponiendo sus intereses que son los del presidente electo. Toda una farsa en la que MORENA participa. Los legisladores de ese partido sostienen estos gastos como cuota impuesta o autoimpuesta. Los recursos de una verdadera consulta democrática no tienen por qué salir de los bolsillos de los funcionarios públicos, salvo que se consideren clientela y deudores de su propio partido y no de la voluntad general del ciudadano.

Más opiniones no significa más democracia, una opinión mayoritaria sí que lo es.

El artículo fue escrito por Lucia Saad Villegas (Octubre, 2018)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s